08.08.2017
Telefono de la esperanza UK
No comments
Cuando veas a un anciano que pasa por tu lado, no lo ignores; pues, no sabes cuánto le debes a él para que estés vivo este momento.  Cuando una anciana quiera cruzar la calle, detente y ofrécele tu ayuda; pues, no sabes cuántos niños le deben a ella la posibilidad de convertirse en adultos. Cuando encuentres a un anciano, no lo desprecies; míralo con respeto; porque se lo ha ganado, por todo lo que ha hecho por ti.  Son años de trabajo, de lucha; años de vida entregados a una sociedad para que se convierta en el país en el que ahora vives. Esa persona ha hecho posible la educación a tu alcance; aunque quizá, ella misma no pudo educarse adecuadamente. Quizá ha sobrevivido años de trabajo y sacrificio; lo que tú ni siquiera te imaginas, solo para hacer posible que los nuevos ciudadanos vivan mejor. Este anciano quizá construyó la casa donde vives, el hospital donde te curas, las calles por donde caminas. Esta anciana enseñó a centenares de niños y jóvenes o quizá cuidó enfermos o ayudó a traer al mundo a tu padre o madre; no merece ella gratitud por lo que ha hecho por las nuevas generaciones? Esta otra ancianita merece todo el reconocimiento por haber cuidado de su familia, a ella le debemos el maestro, el ingeniero, la doctora o el servidor púbico que nos atiende.  No subestimes a un anciano porque no puede valerse por sí mismo; pues, no sabes tú si fue un deportista, un político, un profesional reconocido y un día fue igual que tú, joven y rebosante de salud y lleno de sueños por realizar.  No juzgues a un anciano por su apariencia, por su pelo cano, por su espalda encorvada, por su paso lento; porque no sabes quién fue o lo que hizo. Pero él o ella sí pueden juzgarte a ti porque tú eres un beneficiario a largo plazo de su trabajo y sacrificio y ellos conocen de la vida dos o tres veces más que tú. Cada persona en su propia generación ha contribuido a la existencia de este mundo; para bien y para mal. Cada uno ha hecho una parte de este país que ahora vives creándolo con su talento, sus habilidades y trabajo para que lo recibas tú, mejor que el que ellos, a su vez, recibieron. Quizá no has pensado lo que será de ti en treinta o cuarenta años; nadie lo hace. Pero la vida sigue su curso y de pronto llega el futuro silenciosamente, furtivamente y cuando te das cuenta, te ves con pelo cano, tus hijos crecidos y el mundo tan diferente al que conocías y adaptabas. Y a lo mejor pienses para ti mismo cuando pases al lado de algún joven que te ignora: “Estos niños saben de tecnología, pero no saben nada de la vida”.  La próxima vez que veas a un anciano, agradécelo, sin palabras, por lo que ha hecho: porque ha criado una familia, porque ha trabajado por décadas para conseguir una forma de subsistencia digna y ha hecho posible el bienestar de otros que han venido detrás.  Mira en cada anciano a tu madre o a tu padre, trátalos con simpatía y solidaridad y verás que te responden con sonrisas de agradecimiento, entonces podrás pensar: “Soy yo el que le agradece”. Respeta a los ancianos porque algún día serás uno de ellos. E. Ortega N. 

un espacio para tu salud emocional

IV CONGRESO INTERNACIONAL DE SALUD MENTAL Y BIENESTAR DE LOS EMIGRANTES

Jul 20, 2015
Add comment

“EL TELEFONO DE LA ESPERANZA UK Y EL SOPORTE EMOCIONAL A LOS MIGRANTES EN EL REINO UNIDO”  

Oct 14, 2014
Add comment

CONGRESO  “ESPIRITUALIDAD, CULTURA Y SALUD MENTAL”

Oct 14, 2014
Add comment

Cuando veas a un anciano...

Aug 12, 2014
Show 1 comment
Add comment

El suicidio y la intervención en crisis por teléfono

 

A la crisis se le asocia con mutación o cambio pero al mismo tiempo con esperanza y posibilidad.   Toda crisis implica siempre un cambio  Se podría decir que la crisis es un fenómeno interior agudo y repentino que nos empuja a un nuevo ordenamiento personal.  Lo que antes lo aceptábamos como natural o lógico ahora lo ponemos en tela de juicio.

 

La consecuencia es que no sabemos qué hacer y hay la sensación de hundirse y no pisar firme.   Se percibe un caos interior que provoca un sinnúmero de sentimientos como: vulnerabilidad, trastorno mental, sensación de incapacidad, miedo, ansiedad, depresión, etc.

                          

Pero también existen crisis de crecimiento y de maduración que provocan nuevas formas de actuación o activan mecanismos y posibilidades hasta el momento desconocidos por el individuo. Sin embargo, idénticos acontecimientos o vivencias producen crisis en unas personas y en otras no, dependiendo del nivel de salud mental de cada sujeto.

 

En ocasiones, los medios de comunicación nos sensibilizan con noticias de personas que han tratado o han logrado terminar con sus vidas debido a situaciones o crisis que no han podido enfrentar.  Eso hace que nos preguntemos: ¿Qué motiva a alguien a buscar una salida a sus conflictos en el suicidio? 

 

Nadie quiere morir pero para el suicida la muerte cobra sentido; ella tiene el significado de: liberación, cambio y regresión.  Para él la muerte es: liberación de los conflictos, puerta de salida para situaciones insoportables, liberación del sufrimiento y una puerta de entrada a la tranquilidad Y felicidad. (Volver al útero materno)

 

El suicida está entre los dos polos, tiene miedo a vivir pero también miedo a morir.  Un acto de suicidio es un acto de vida porque el objetivo es morir pero también vivir de otra manera.  El suicida huye de la vida para negar la presencia de la muerte, eliminándola mágicamente.  Es la manera de matar la desesperanza, la depresión y la culpa.  Elije voluntariamente el momento de autodestruirse, creando así una fantasía de omnipotencia. 

 

El desesperado no ama la vida, no espera nada de ella.  El hombre por su propia naturaleza tiende hacia algo, necesita de un proyecto para vivir. El suicida dice: “Dame un solo motivo y seguiré viviendo”.

 

 Por ese motivo se han creado los servicios de emergencia por teléfono,  para prevenir el suicidio y acompañar en el dolor. En el Reino Unido hay muchas líneas de ayuda o “help lines” como el Teléfono de la Esperanza UK que provee soporte emocional a las personas de habla española y portuguesa desde 2006.  Esta organización no tiene ninguna vinculación religiosa ni política y  ofrece un servicio gratuito, confidencial, respetuoso y profesional.

 

La atención se realiza con voluntarios especializados en la escucha que tiene formación y entrenamiento para facilitar al llamante el conocimiento más profundo de la situación, ayudarle a enfrentarse con los propios sentimientos destructivos de culpa y a descubrir sus propios recursos psicológicos para tomar una decisión.

 

Cientos de voluntarios atienden diariamente a millares de personas con el propósito de prevenir el suicidio y acompañar en el dolor. El Teléfono de la Esperanza  UK cumple 10 años preparando a sus voluntarios para que realicen este noble servicio.             

 

                                                                                                                                                  E. Ortega

 

back here regularly to find out what's going on at .

<< New text box >>

Get involved!

Find out how by contacting us at:

 

Tel: 0207 7330471

E-mail: info@telefonodelaesperanza.org.uk

 

Or use our online contact form

News

Cursos y talleres

Actividades

- Yoga Tapping energy        balance 

    

llamanos al 02077330471 de lunes a Viernes de 2-8pm

Telefono de la esperanza UK in social networks

Print Print | Sitemap Recommend this page Recommend this page
© Telefono de la esperanza UK